fbpx

Share this post

En verano, es inevitable pensar en vacaciones y viajes, pero quedarse en la ciudad también puede ser fuente de experiencias y descubrimientos, incluso si estamos trabajando. Nuestras ciudades ofrecen muchas posibilidades para el disfrute y en este artículo te ofrecemos algunas ideas a explorar…

            Disfrutar de los rincones verdes de tu ciudad

  1. El verano es el momento ideal para redescubrir nuestros parques y jardines: la sombra de los árboles y el frescor que nos proporcionan las plantas nos permitirán pasar un rato agradable con menos calor. Si hay un estanque, una fuente ornamental o un río, estaremos todavía más fresquitos.
  2. Una buena idea para aprovechar estos espacios verdes es hacer un pícnic. De verdad, ¿por qué no hacemos más picnics en nuestro país? Son una idea fantástica y económica de pasar un rato estupendo al aire libre.
  3. Otra opción para disfrutar de parques y jardines es llevarse algo para beber y un buen libro. La lectura puede ser una excelente forma de vivir apasionantes aventuras sin salir de la ciudad.
  4. Además, tanto el picnic como la lectura a la sombra son opciones que podemos practicar también en playas y piscinas. Y, de vez en cuando, nos podemos dar un baño para refrescarnos.

            Descubrir lo que te queda por ver de tu ciudad

  1. ¿A quién no le ha pasado? Nos vamos de viaje y exploramos otros lugares, pero nunca encontramos un momento para visitar los monumentos que tenemos más cerca. Si tienes una cuenta pendiente con algún espacio singular de la ciudad en que vives, ahora es el momento de visitarlo. Con la ventaja de que en muchos museos y centros culturales se está más fresco.
  2. Otros espacios climatizados son cines y bibliotecas. Así nos ahorramos el aire acondicionado de casa o bien huimos del ruido de los ventiladores mientras vemos esa película o leemos ese libro que teníamos pendientes.
  3. ¿Cuánto tiempo hace que no vas al mercado? Los mercados son un lugar maravilloso para visitar y aprovechar para llenar la despensa con productos frescos de temporada y de proximidad. Y quien dice un mercado, dice un mercadillo. Los mercadillos abundan en estas fechas y siempre es entretenido curiosear entre las paradas.

            Propuestas activas

  1. Decía la película que “las bicicletas son para el verano”… Y es que el placer del desplazamiento sin prisas es una maravilla. Otra opción es salir a pasear a pie. En ambos casos, aprovecha las horas de menos calor y ve por la sombra. Y como en todas las actividades al aire libre, usa protección solar, ropa y calzado adecuados, algo para cubrirte la cabeza y agua para no deshidratarte.
  2. Y paseando, paseando, quién sabe, quizás llegues al límite de lo urbano, ese lugar especial donde se acaban las casas y empieza el bosque o el campo. ¿Te atreves a explorarlo? Quizás no parezca muy tentador al principio, pero también es posible que sea todo un descubrimiento.
  3. Infórmate antes de salir de si hay algún lugar con buenas vistas sobre la ciudad, siempre es interesante verla desde distintas perspectivas y jugar a reconocer los edificios y los barrios. Busca un punto elevado que te sirva de mirador y disfruta de las vistas.

            Especial verano

  1. Por otro lado, el verano es época de fiestas mayores y festejos varios en los que encontrar todo tipo de actividades tradicionales y conciertos, muchos de ellos gratuitos. Así que hazte con un programa de mano y repásalo de arriba a abajo, seguro que encuentras algo interesante.
  2. O también los cines al aire libre, con sus típicas películas de reposición que se saborean al fresco de otra manera, nada que ver con nuestras queridas plataformas digitales, que están muy bien, pero que no son lo mismo que una pantalla grande bajo las estrellas.
  3. Y si tienes a tus peques contigo en casa, ¿qué te parece una escapada a un refrescante parque acuático? Seguro que les encanta el plan.
  4. Pero, por supuesto, no nos podíamos olvidar en este listado de las terrazas… ¡Qué maravilla! Mira si han abierto algún bar nuevo de estos modernos y apúntate a tomar un smoothie o un bol de açaí en el momento en que el cuerpo te lo pida: refrescante y vitaminante. ¡Qué más se puede pedir!

Bueno, y hasta aquí nuestras 14 propuestas para disfrutar de la ciudad en verano que esperamos que os hayan gustado. ¿Con cuál te quedas? Coméntanos en nuestro Instagram.