fbpx

Share this post

Ya se acerca el invierno y trae consigo el frío, la calefacción y las facturas astronómicas de luz o gas. ¿Sabías que se calcula que la mitad de la energía que se consume en una vivienda es por la calefacción? Y estamos hablando de la mitad anual, así que ahorrar en calefacción es una buena idea. En este post te daremos algunas ideas para conseguir una calefacción sostenible y además reducir nuestra huella de carbono.

La huella de carbono es una medida que nos permite calcular cuánto contaminamos, más concretamente, cuánto CO2 emitimos. También hay otras medidas como la huella ecológica que nos permite conocer el impacto medioambiental de nuestro consumo.

Vamos a intentar ayudarte a reducir ambas huellas y, además, ahorrando. Y para ello, lo primero que hay que hacer es acordarse de una de las tres erres, en este caso la de reducir. Tenemos que intentar consumir menos y no malgastar.

9 cosas fáciles que podemos hacer para ahorrar en calefacción

  1. Antes de encender la calefacción, debemos abrir las llaves de paso, comprobar que el agua circula, revisar las conexiones y la presión de la caldera.
  2. También es conveniente comprobar los termostatos y purgar los radiadores para eliminar el aire que se haya podido acumular durante el verano, con ello reducimos el consumo y baja nuestra factura.
  3. Mantener la temperatura lo más baja posible, entre 18 y 20 grados. No hace falta ir en pantalón corto y camiseta por casa en invierno, ¿verdad?, nos podemos abrigar un poco. El ahorro puede ser del 20%.
  4. Bajar la temperatura por la noche o cuando no estamos en casa, alrededor de los 15/16 grados puede resultar en un ahorro del 13% respecto de dejarla a 20º.
  5. Mantener temperaturas distintas en las diferentes habitaciones: un poco menos en la cocina, la habitación y los pasillos, algo más en el comedor y en el baño… Y apagar la calefacción si hay habitaciones a las que casi no vamos.
  6. No tapar los radiadores y no secar ropa en ellos nos repercute en un menor consumo energético y colocar un reflectante detrás los hará más eficientes, recuperando parte del calor que se pierde por la pared.
  7. Abrir persianas y cortinas durante el día nos permite aprovechar el calor del sol y cerrarlas durante la noche nos evita el frio exterior.
  8. Decorar las paredes con cuadros, tapices o estanterías y los suelos con alfombras también mejora la capacidad de retener el calor en la vivienda.
  9. Y finalmente, atacar por dónde se nos cuela el aire y se va el calor: aislar puertas y ventanas con burletes.

4 o 5 cosas un poco menos fáciles para ahorrar en calefacción y reducir tu huella de carbono

  1. Mira tu factura de la luz y busca información sobre el impacto medioambiental de tu energía. ¿Las emisiones de carbono de tu comercializadora están por debajo o por encima de la media nacional? ¿La electricidad que consumes procede de energías renovables o de combustibles fósiles? Un cambio reduciría tu huella de carbono.
  2. Y ya que tienes la factura en la mano, aprovecha para revisar la potencia contratada: si nunca te han saltado los plomos es que tienes más de la cuenta… Bájala y ahorrarás. Además, si no estáis en casa durante el día, quizás te convenga la tarifa de discriminación horaria. Son dos o tres cambios que se pueden solucionar en una llamada.
  3. Revisa las características constructivas de la vivienda: ¿tienes condensación en las ventanas de aluminio? Quizás no tengan rotura de puente térmico y te convenga cambiarlas.
  4. Si tu calefacción es eléctrica, cambiar a gas también te supondría un ahorro y reducir tu huella de carbono, dos en uno.
  5. ¿Qué tan eficiente es tu sistema de calefacción? ¿Cuándo se instaló? Quizás cambiarlo te sale a cuenta por el ahorro que puedes generar.

 

Bueno, son muchas cosas, pero no se trata de aplicarlas todas en un día, sino de tomar conciencia e ir dándole la vuelta al tema y ser cada día, un poco más responsables con el medio ambiente. Al fin y al cabo, la Tierra es nuestra casa y solo tenemos una.

 

Related Posts

17/02/2020

Guía básica del reciclaje:...

El primer contenedor para reciclar vidrio en España se colocó en Barcelona en 1982, el...

24/01/2020

La Educación Ambiental

A estas alturas, parece que ya nadie duda de la existencia del cambio climático, aunque...

13/12/2019

Regalos de navidad y consumo...

Ya están aquí las Navidades, una de las épocas más dulces y bonitas del año. La...