fbpx

Share this post

Usar los dientes como herramientas

Los dientes no están diseñados para sujetar cosas o para servir de tijeras, si lo haces corres el riesgo de romperlos o dañar tu mandíbula, incluso puedes tragarte algo accidentalmente.
Relájate y usa la herramienta adecuada, tu boca lo agradecerá.

Cepillarse demasiado fuerte

Un buen cepillado no se basa en la fuerza que se emplea, usar un cepillo duro o cepillarse demasiado fuerte puede dañar los dientes e irritar las encías, intenta masajear los dientes y evita restregar. Usa un cepillo apropiado y hazlo como mínimo dos veces al día, durante dos minutos.

Morderse las uñas

Este hábito nervioso puede romper los dientes y crear disfunción mandibular, ya que la mandíbula adopta posturas y presiones inadecuadas. Reducir el estrés y los esmaltes de uñas con sabor amargo pueden ayudar,  y ante ciertas situaciones desencadenantes mantén tus dedos ocupados.

Masticar cubitos de hielo

Cuando aprietas dos cristales contra sí mismos, uno de ellos se va a romper, y el hielo y el esmalte dental son dos cristales, lo más habitual es que se rompa el hielo pero en ocasiones un diente o un empaste serán los que se rompan.
Evita consumir bebidas que contengan cubitos de hielo, y si lo haces no los mastiques.

Rechinar y apretar los dientes

También llamado bruxismo, es un hábito involuntario que debe ser tratado por tu dentista ya que puede provocar daños en los dientes y dolor articular. Un protector bucal y técnicas de relajación te ayudarán también a dormir mejor.

Picar constantemente 

Consumir bebidas o alimentos azucarados con frecuencia puede producir caries, ya que las bacterias que las provocan se alimentan de los restos de comida, produciendo un ácido que ataca la capa exterior de tus dientes.
Come más sano y equilibrado entre 3 y 5 veces al día. Si vas a picar algo, que sea bajo en grasa y azúcar y después bebe un vaso de agua para arrastrar los restos de comida.

Artículos Relacionados

09/01/2019

Los 7 propósitos que te...

Cuando empezamos un nuevo año solemos marcarnos unos objetivos a cumplir, seguro que...