fbpx

Share this post

Los huertos urbanos son más que una moda: son una tendencia en auge que ha llegado para quedarse. Y es que los podemos considerar la evolución natural de la agricultura ecológica y el consumo de productos de kilómetro 0. ¿Qué podrías consumir más de proximidad que lo que se produce en tu propio balcón?

Si te apetece experimentar la revolución verde que suponen los huertos en la ciudad, busca un espacio adecuado para montar el tuyo, puede ser el balcón, la terraza, parte del jardín, la azotea o incluso unos cuantos tiestos y jardineras colocados en las ventanas. Cualquier espacio es bueno para empezar. ¿Te animas?

Beneficios de montar tu propio huerto urbano

El beneficio más evidente de cultivar tus propias hortalizas en casa es que podrás comer lo que tu mismo produces según tu propia sensibilidad, usando abonos naturales y controlando las plagas de forma orgánica. Tu salud te agradecerá un mayor consumo de hortalizas frescas y también tu paladar. ¿Conoces el sabor de un tomate recién cogido de la mata?

Por otra parte, la práctica de la agricultura te pondrá en contacto con la naturaleza, conocerás sus ritmos, descubrirás su belleza y la experiencia del cuidado no te dejará indiferente. Hacer crecer tus cultivares y observar cómo crecen es en si mismo una experiencia fascinante.

Además, si te ayudan los peques de la casa puede convertirse en una gran experiencia educativa. Aprenderán a cuidar de la naturaleza y descubrirán el ciclo de la vida, desde que se planta y germina la semilla hasta la recogida de los frutos. Incluso podéis hacer vuestro propio compost para que se familiaricen con el ciclo completo. Hacer esta actividad con niños despertará su curiosidad y sus preguntas y les traerá mil enseñanzas, como la paciencia y la maravilla del ciclo de la vida.

Con un huerto urbano contribuyes también al bien común pues aumentas el verde y la biodiversidad en la ciudad. ¿Te imaginas el impacto si en cada balcón de tu ciudad hubiese una mesa de cultivo?

Y recuerda que los huertos urbanos pueden ser muy productivos, se calcula que un metro cuadrado puede producir unos 20 kilos de hortalizas al año. Todo eso que te ahorras de cargar hasta casa.

¿Cómo empiezo con mi huerto urbano?

Si puedes elegir la ubicación, escoge el espacio más soleado de la vivienda. Puede ser directamente sobre el suelo, en una mesa de cultivo o colgando de una pared. Infórmate sobre el sistema más conveniente en tu caso.

Busca recipientes de buena capacidad y piensa en la posibilidad de reciclar tiestos, cubos y garrafas de los que ya dispongas.

Rellena los recipientes con un sustrato ligero y poroso, teniendo en cuenta el peso que pueda soportar la estructura sobre la que vas a plantar.

Consigue unos plantones para trasplantar, riega y disfruta del proceso.

¿Te animas a empezar con tu huerto urbano? ¡Ya nos contarás cómo te va con él!

Related Posts

12/06/2020

Planes para un verano...

Puede que este no sea precisamente el mejor verano para planear una semanita en Nueva...

17/02/2020

Guía básica del reciclaje:...

El primer contenedor para reciclar vidrio en España se colocó en Barcelona en 1982, el...

24/01/2020

La Educación Ambiental

A estas alturas, parece que ya nadie duda de la existencia del cambio climático, aunque...