fbpx

Share this post

Puede que este no sea precisamente el mejor verano para planear una semanita en Nueva York, que debamos aplazar ese viaje a Japón que llevamos tantos años deseando o que por supuesto, lo de compartir fotos caribeñas en Instagram lo dejamos para el año que viene…

En efecto, aunque el confinamiento habrá ya finalizado, será un verano en el que no debemos viajar a destinos lejanos, y en el que tendremos que seguir a menudo diversas medidas de seguridad.

Pero eso no es excusa para que las vacaciones de este verano no puedan ser especiales. O como mínimo, más auténticas y responsables con el entorno que las habituales.

Para disfrutar unas vacaciones no hacen falta lujos, ni embarcarse en busca de destinos insólitos o exóticos. Al contrario, a menudo las opciones más cercanas y sencillas, las más asequibles y respetuosas con cuanto nos rodea, suelen ser las que mejor recuerdo nos dejan.

Vamos a contarte unos cuantos motivos para que te convenzas de ello y para de paso animarte a hacer ya tus planes para el verano. Un verano que, no lo olvides, está casi a la vuelta de la esquina.

El paraíso está muy cerca

Nos hemos acostumbrado a viajar a destinos remotos como quien va al bar de la esquina, pero este año debemos hacernos a la idea de que la mejor opción es quedarse en España.

¿Qué mejor oportunidad que ésta para ejercer como turistas en un país que el año pasado visitaron más de 80 millones de turistas extranjeros? En ese sentido, no cabe duda de que somos unos privilegiados.

Playa o montaña, costa o interior, lo cierto es que opciones las hay, y para aburrir.

Si vas a viajar con la familia, puedes elegir entre infinidad de playas de todo tipo. Este verano los precios de los alojamientos se espera que bajen, así que es la ocasión ideal para alojarse varios días en un apartamento o un hotel sin tener que dejarse los ahorros. Y si preferís el campo podéis optar por una acogedora casa rural: lejos de las aglomeraciones y a precios más que asequibles.

Si lo tuyo es viajar en pareja o en soledad prepárate para descubrir calas escondidas en las que te sentirás el último habitante del planeta, o para acampar en plena montaña y descubrir lo placentero que puede llegar a ser lo de mantener la distancia social.

Y todo apenas a unas horas de coche, o de tren, sin necesidad de apechugar con el estrés y las interminables colas del aeropuerto. Una magnífica excusa, de paso, para darle un respiro al medio ambiente ante tanto vuelo low cost.

Volviendo a la naturaleza

Dice un proverbio chino que sólo existen tres verdaderos médicos: la paciencia, el tiempo y la naturaleza. Meses de confinamiento en la ciudad nos han servido a muchos para recordar cuánto necesitamos el contacto con la naturaleza y hasta qué punto alejarnos de ella puede minarnos el ánimo y la salud.

Aprovecha este verano para unas vacaciones lejos del cemento: es la oportunidad para alojarse en un camping, para perderse por el bosque, pegarse unas largas caminatas o pasar el día remojándote en un riachuelo…

No hay nada como un buen soplo de verdor para recuperar el equilibrio perdido, disfrutar de unas vacaciones más saludables y hacer algo que por desgracia pocas veces nos permitimos: reencontrarnos con nosotros mismos.

Nostalgia y sostenibilidad

Este verano puede ser también la ocasión de repetir aquellos viajes que no hacías desde que eras pequeño, aquellos largos trechos en coche en los que uno disfrutaba con el simple hecho de ver cómo cambiaba el paisaje al otro lado de la ventanilla. De volver a aquellas vacaciones en pueblos en los que parecía que el tiempo se hubiera detenido y en los que acababas por contagiarte de la paz de sus habitantes.

Esos mismos pueblos te esperan todavía. Elegirlos para pasar las vacaciones puede ser una opción genial no sólo para tu espíritu y tu bolsillo, sino para apoyar a un turismo mucho más próximo, acogedor y sostenible. Una oportunidad, en suma, de revitalizar las áreas del país más despobladas y encontrar en ellas un remanso de paz.

Y si te quedas en casa, aquí tienes 14 planes para disfrutar de la ciudad en verano.

Así que ya sabes. Puede que éste sea el verano de tu vida, todo depende de que sepas aprovecharlo. Esperamos que estos breves consejos te hayan ayudado un poco a conseguirlo.

Related Posts

17/02/2020

Guía básica del reciclaje:...

El primer contenedor para reciclar vidrio en España se colocó en Barcelona en 1982, el...

24/01/2020

La Educación Ambiental

A estas alturas, parece que ya nadie duda de la existencia del cambio climático, aunque...

13/12/2019

Regalos de navidad y consumo...

Ya están aquí las Navidades, una de las épocas más dulces y bonitas del año. La...